Palabras registradas: 30.510

Manual de Mitología leonesa

Pretendemos dar un breve repaso al imaginario tradicional leonés sin tratar de profundizar ni indagar en su origen. Describiremos con desenfado cómo es físicamente y comentaremos en dónde se desenvuelve, su carácter y actitud y repercusión en la vida humana.
La mitología leonesa de perfil propio y autóctono es fruto de la asimilación y evolución de los imaginarios indoeuropeos que las gentes leonesas fueron transmitiendo de forma oral durante siglos. Por eso no es de extrañar encontrar similitudes con personajes mitológicos griegos, egipcios, persas, etc.
Cada personaje llevará consigo un enlace con todo lo que te queremos contar.
Esperamos que te descubra nuestra riquísima Mitología Leonesa.
Bibliografía: El imaginario tradicional leonés. Nicolás Bartolomé Pérez, Mitoloxía popular del Reinu de Llión. Nicolás Bartolomé Pérez, Mitos y supersticiones. José A. Balboa de Paz.

El Trasgu

El Trasgu.

En la tradición leonesa existe la creencia, al igual que en los países del noroesteeuropeo, de un ser, un duende considerado menor, con forma humana que vive  en las casas y establos. Su actividad y diversión consiste en desesperar y atormentar con sus travesuras a los dueños de los hogares en los que habita.

Deshacerse de ellos no es tarea fácil pues, aunque uno, se mude de casa, el Trasgu se las ingenia para seguirlos.

En la península ibérica existen referencias de su existencia en Asturias, Galicia, Cantabria y Portugal, así como en el país leonés: Oudoyu, Cabreira, Llión– Odollo- La Cabrera-León-, Palacios del Sil, Llión –León, Senabria-Sanabria, Zamora, etc. y durante el siglo XVI se registran referencias de los Trasgos en ciudades como Benavente-Zamora y Salamanca.

Su origen es algo incierto: seres mitológicos celtas o dioses lares romanos.

Aspecto.

Como duende menor, es de estatura pequeña, con la mano izquierda agujereada y con orejas puntiagudas. Viste pantalones con perneras de diferente color y usa gorro rojo.

Hábitat.

Númen doméstico, raramente se aleja de las casas o establos. Les encantan sobre todo las cocinas. Su actividad la desarrollan siempre durante la noche.

Carácter.

No les gusta pasar desapercibidos, son traviesos y juguetones. Les divierte desordenarlo todo aunque, cuando se cansan del desorden, les encanta ordenar y limpiar, cosa que pasa en escasas ocasiones.

 Image

  Ilustración de Mauro Sánchez

Dicen las gentes del país leonés que la forma de deshacerse de ellos es dispersar granos de maíz o de cualquier cereal por la cocina. El Trasgu al intentar recogerlos con las manos y no conseguirlo por culpa de su mano agujereada se cansan y aburren, decidiendo buscarse otro lugar para realizar sus travesuras.