Palabras registradas: 30.583

Manual de Mitología leonesa

Pretendemos dar un breve repaso al imaginario tradicional leonés sin tratar de profundizar ni indagar en su origen. Describiremos con desenfado cómo es físicamente y comentaremos en dónde se desenvuelve, su carácter y actitud y repercusión en la vida humana.
La mitología leonesa de perfil propio y autóctono es fruto de la asimilación y evolución de los imaginarios indoeuropeos que las gentes leonesas fueron transmitiendo de forma oral durante siglos. Por eso no es de extrañar encontrar similitudes con personajes mitológicos griegos, egipcios, persas, etc.
Cada personaje llevará consigo un enlace con todo lo que te queremos contar.
Esperamos que te descubra nuestra riquísima Mitología Leonesa.
Bibliografía: El imaginario tradicional leonés. Nicolás Bartolomé Pérez, Mitoloxía popular del Reinu de Llión. Nicolás Bartolomé Pérez, Mitos y supersticiones. José A. Balboa de Paz.

El Renubeiru

El Renubeiru.

En las tierras del País Leonés el Renubeiru (Reñubeiru, Reñubreiru,Renobreru,Renuberu, Renoberu,Renubero, Riñobero, Nuberu, Regular) es un duende que tiene bajo su control las nubes teniendo potestad para provocar rayos, truenos y lluvia a su antojo.

Se cree que su origen es la pervivencia de viejos ritos precristianos.

La expresión leonesa “Tenere facia de Renubeiru”-Tener cara de Renubeiru, es empleada para describir a alguien que está muy enfadado.

Referencias del Renubeiru en el País Leonés aparecen en Uña-Benavente y Los Valles-Zamora, Avediellu-Zamora (Avedillo-Zamora), y subcomarcas de La Sobarriba,-LLión (La Sobarriba-León) Los Oteros-Llión (Los Oteros-León), entre otros.

Aspecto.

 En cuanto al aspecto del Renubeiru, nadie se pone de acuerdo en su fisonomía: para unos es un enanito deforme y para otros es una especie de gigante.

Existe la creencia que su aspecto es greñudo y de larga barba descuidada.

Hábitat.

Las nubes de tormenta son su refugio.

Caráuter.

Es un personaje de continuo enfadado y muy caprichoso. Su carácter maléfico es patente en donde ocasiona el mal con sus destrozos, mientras que en los lugares que se libran de la destrucción que provocan, no lo es tanto.

 Image

  Ilustración Mauro Sánchez

Dicen las gentes del País Leones que la forma de evitar las acciones del Renubeiru es el toque de campanas “tente nnubre” antes del amanecer, el primer viernes de Marzo o momentos antes de la tormenta pero nunca durante ella, pues se consideraba contraproducente, hacer círculos con un rastrillo y la pala del horno, el rezo a determinados santos, principalmente a Santa Bárbara, invocar a la tormenta para que descargue en un lugar yermo, encender velas benditas o utilizar piedras como amuleto para proteger las cosechas.